por Iris Santa Ana en 15 febrero, 2018
5 min read

Una intensa sequía está sacudiendo y afectando a la Ciudad del Cabo y al Cabo Oeste. Nuestra preciosa agua se está acabando y el Día Cero se acerca como un espectro de la noche. Sin embargo, no todo está perdido, aquí en Rhino Africa, tenemos varios tips para ahorrar agua y prolongar la vida de este invaluable recurso.

1. Adopta el estilo de ducha militar

Este método clásico de “enjabona y ahorra” consiste en poner la ducha, bailar un poquito bajo el agua para mojarse, cerrarla de nuevo mientras te enjabonas y entonas tu canción favorita —no te preocupes, todos lo hacemos—. Una vez que estás todo espumoso, abre nuevamente la ducha y enjuaga.

2. Gel antibacteriano para manos y crema

Invierte en un gel antibacteriano para manos que huela delicioso y no necesite agua para enjuagar; de esta manera evitas el uso de agua potable, de jabón y de toallas. A pesar de que este invento es tan mágico, el gel suele resecar tus manos después de cierto uso por lo que te recomendamos encontrar una encantadora crema humectante para manos —o una muy varonil y sin aroma—.

3. Champú en seco

Sabemos lo maravilloso que se siente tener el cabello recién lavado y que huela rico. Sin embargo, debido a la crisis de agua, es mejor prolongar el tiempo entre cada lavada y utilizar champú en seco y spray para cabello con aromas frescos.

4. Lava tu auto con agua no potable

Sin importar si es tuyo o si lo estás rentando, después de tus fabulosos viajes por carretera, tu automóvil seguramente necesitará una lavadita —especialmente si algunos caminos de terracería y sin pavimento se atravesaron en tu paseo—. En lugar de utilizar la manguera o hasta una cubeta, lleva tu vehículo a un autolavado que utilice agua no potable. No solamente estarás apoyando a un negocio local, sino que estarás ahorrando agua también.

5. Reutilización de aguas grises

Al utilizar detergentes biodegradables y amigables con el medio ambiente para lavar tu ropa y después recolectar las aguas grises, puedes regar las plantas sedientas de tu jardín. Asegúrate de hacer esto una vez que el agua se haya enfriado, de lo contrario tus plantas no estarán muy contentas.

6. Cubos, cubetas, recipientes

En este punto es importante recolectar el agua de cualquier manera posible. Tener un recipiente a la hora de ducharte significa que todo el líquido precioso que cae antes de que el agua esté caliente y mientras te duchas, puede ser recolectada para ser usada después en la limpieza del hogar. Un recipiente pequeño en el lavabo también es una buena manera de recolectar el agua que cae de los grifos antes de que alcance las temperaturas ideales para lavar. Esta agua puede ser perfecta para beber así que almacénala de cualquier manera posible.

Tomemos medidas para ahorrar agua en Ciudad del Cabo

Foto: Luis Tosta

7. Haz que tu ropa dure más

Si apenas has usado tus prendas de vestir, no las coloques en el bote de la ropa sucia. En lugar de esto haz una mezcla de vinagre, agua y suavizante de telas, rocía tu ropa con un poco de esta solución y cuélgala en el exterior.

8. Las toallitas desechables no son solamente para bebés

Te presentamos a tus mejores amigas para ahorrar agua. Si alguna vez has estado fuera y te has sentido un poquito sudado y pegajoso sin haber participado en una actividad que cause sudor excesivo, en lugar de tomar una ducha, refréscate con una toallita desechable que te dejará sintiendo limpio.

9. Alternativas para cocinar

Aunque los vegetales hervidos pueden ser deliciosos, la cantidad de agua que se necesita para prepararlos no es ideal por el momento. Mejor considera usar una vaporera, ya que requiere una cantidad menor de agua para una cocción efectiva. Puntos extra: el agua puede ser reutilizada para regar a las plantas sedientas de tu jardín.

10. No hace daño no bajarle al baño

A pesar de que se pueden usar aguas grises para descargar el baño, intenta prolongar la hora de bajarle usando productos como “Wee Pong” para descomponer el amoniaco y dejar el inodoro fresco e higiénico. También puedes recolectar el agua de tu ducha colocando un recipiente y usarla para cuando sea necesario tirar de la cadena.

11. El recalentado

Con el propósito de ahorrar agua, prepara comidas abundantes que rindan para algunos días. No sólo usarás menos agua, sino que el chef de la casa tendrá un merecido descanso.

12. Papel versus agua

Los platos de papel parecen ser una gran alternativa para usar y lavar la vajilla, sin embargo, no son muy amigables con el medio ambiente —a menos que se use para encender un fuego o avivar las tradicionales barbacoas sudafricanas (braai) después de comer—. Una excelente alternativa es hacer jabón que no necesite enjuagar, rociarlo en los trastes ligeramente sucios y limpiar. Para las comidas más abundantes en las que esta alternativa no funcione, llena el lavavajillas hasta el tope —en la mayoría de los casos esta opción utiliza menos agua que lavar a mano—.

Si todos ponemos de nuestra parte para ahorrar agua y reducir su consumo a menos de 50 litros por día, juntos podemos posponer el Día Cero. Para obtener noticias, actualizaciones, y más información, visita el sitio web de la Ciudad del Cabo.