por Ricardo Dominguez en 1 marzo, 2018
4 min read

Érase un animal a un cuello pegado. Este sería el verso que Quevedo le dedicaría a las jirafas, la más alta de todas las criaturas terrestres que existen

Pero una jirafa es mucho más que un cuello largo. Es uno de los animales más icónicos de la sabana africana ─único continente en el que se las puede encontrar en total libertad─ y ha sido retratada a lo largo de los años por pintores, directores de cine y fotógrafos.

Hoy nuestro blog va dedicado a estos elegantes mamíferos que, desde las alturas, vigilan las estepas africanas.

Descubriendo a la jirafa

Descubriendo a la jirafa. Foto: Kyla Marino

1. El animal terrestre más alto del mundo

Con una altura que puede alcanzar los 5,8 metros, la jirafa es considerada el animal terrestre más alto del mundo. El principal culpable de ello es su característico cuello, que suele extenderse hasta los dos metros de largo. La teoría más extendida sobre el por qué de esta cualidad está relacionada con la teoría de la evolución de Darwin. En ella, se afirma que la jirafa tuvo que adaptarse a las condiciones del terreno, por lo que durante siglos fue desarrollando un cuello cada vez más largo con el objetivo de acceder a las hojas altas de los árboles.

Además del cuello, sus piernas llegan a medir 1,8 metros y son más fuertes de lo que parecen, pudiendo alcanzar los 56 kilómetros por hora en un sprint.

El animal más alto del mundo. Foto: Kim van der Waal

2. Vida en manada

Las jirafas suelen habitar en manadas de entre seis y 32 miembros. Estas manadas, sin embargo, suelen ser más una especie de «agrupaciones» que cada poco tiempo cambian de miembros. Las jirafas no son particularmente territoriales, aunque sí tienen un área de vida definida.

En cuanto al apareamiento y reproducción, esta es altamente polígama. La gestación dura entre 15 y 18 meses y habitualmente la hembra solamente da a luz a una cría. La altura de una jirafa recién nacida es de aproximadamente 1,8 metros.

Grupo de jirafas sobre la sabana

Grupo de jirafas sobre la sabana. Foto: Chitwa Chitwa Game Lodge

3. Cada jirafa es única

Junto al cuello, una de las características más visibles de este animal son sus manchas, las cuales se distribuyen a lo largo de todo su cuerpo. Cada jirafa cuenta con un patrón de manchas único, variando respecto a sus compañeras de especie en tamaño, forma e incluso color. El diseño de la piel le permite ser muy resistente a las altas temperaturas de la sabana africana, a la vez que les ayuda a camuflarse sin dificultad.

Jirafas durante un safari en Botsuana

Derechos de imagen: Okavango Delta Concession Areas

4. Tranquilas y elegantes sin perder su lado salvaje

Las jirafas son consideradas uno de los animales más pacíficos y tranquilos del mundo. Normalmente perfieren huir antes que desafiar a sus enemigos, para lo cual se valen de sus potentes patas. Su gran altura les permite ver a los atacantes con la antelación suficiente para prevenir el ataque.

A pesar de ello, los machos sí que mantienen contiendas por ser el dominante. Para ello luchan utilizando sus cuellos mediante el necking, golpeándose varias veces hasta que uno de ellos se alza como ganador.

Dos jirafas en acción durante el neckling

Dos jirafas en acción durante el neckling. Foto: François Jorion

5. Reinas de África

La población de jirafas se encuentra localizada exclusivamente en el continente africano. Dependiendo de la región se distinguen distintas especies, pudiendo encontrarlas en países como Sudáfrica, Botsuana o Zimbabue. Su esbelta figura es una de las imágenes más icónicas en safaris y parques naturales, habiendo sido retratada en diversas películas.

Siglos atrás también crecieron varias leyendas en torno a este animal, especialmente en poblados al sur del continente africano, pero también en el Imperio Romano o China.

Madre e hija jirafa comparten un momento de intimidad. Foto: Ronald van Weeren

Otras curiosidades

  • Las jirafas tienden a dormir durante periodos de tiempo muy corto, de alrededor de 20-30 minutos
  • La vida media de una jirafa se sitúa en torno a los 25 años
  • Por lo general es un animal silencioso, emitiendo pocos y débiles sonidos
  • En cuanto a su peso, éste oscila entre los 750 y 1.600 kilos

Ahora que ya conoces más sobre las jirafas… ¡Es hora de conocerlas personalmente! Si estás planeando tu viaje a África, ponte en contacto con nuestros expertos y te informaremos sobre las mejores opciones para conocer a ésta y muchas más especies animales.