por Ricardo Dominguez en 29 marzo, 2018
7 min read

14.000 hectáreas de pura naturaleza salvaje, fauna indómita, vegetación impredecible y aventuras constantes. Ubicada en el corazón de la reconocida Reserva Sabi Sand, en el Parque Nacional Kruger, se alza la reserva privada Londolozi.

Famosa por su extensa población de leopardos y gestionado por la familia Varty, esta reserva es una oda al lujo, a la naturaleza sin renunciar al placer y al máximo confort combinado con la aventura. Un lugar ideal para descubrir algunas de las experiencias que solo África es capaz de ofrecer.

Experiencias involvidables a lomos de un 4x4

Experiencias inolvidables a lomos de un 4×4. Crédito de foto: Londolozi

Y no hablamos por hablar: conocemos Londolozi, hemos tenido la suerte de visitarlo en numerosas ocasiones ─puedes leer aquí la experiencia─ y nuestros asesores de viaje podrán aconsejarte sobre cada detalle, secreto y recomendación que necesites.

Reserva única dentro de lo excepcional

Nos referimos con esto al Parque Nacional Kruger, una de las áreas más icónicas no solo de Sudáfrica, sino de todo el continente. La reserva privada Londozoli se ubica en una zona privilegiada del parque, siendo atravesada por el permanente río Sand. Esto hace que numerosos animales se acerquen a sus aguas para beber, por lo que los avistamientos son constantes.

León mostrando su poderío

León mostrando su poderío. Crédito de foto: Londolozi

Los leopardos, unos de los reyes de Londolozi.

Los leopardos, unos de los reyes de Londolozi. Crédito de foto: Londolozi

Entre sus 14.000 hectáreas se han rodado numerosos documentales gracias a su frondosa vegetación, su amplia densidad animal y el cuidado de los terrenos. Sus safaris en 4×4 permiten ver a los “Cinco grandes” ─destacando la gran población de leopardos de la reserva─, además de muchísimas otras especies. Sus guías conocen el área a la perfección y transmitirán su pasión y conocimiento a cada visitante.

Guías expertos con respuesta para cada una de tus preguntas

Guías expertos con respuesta para cada una de tus preguntas. Crédito de foto: Londolozi

Pero hay algo más que convierte a esta propiedad en una muy especial. Y es que no hay que olvidar que Londolozi es una reserva privada. Esto se traduce en una experiencia única y exclusiva, alejada de grandes multitudes y disfrutando de un trato personalizado. Por su parte, los guías están autorizados para salirse de los caminos, seguir pistas de animales e incluso adentrarse en safaris nocturnos ─algo que habitualmente no es posible en los parques naturales─.

Alojándose en Londolozi

La reserva cuenta con hasta cuatro complejos distinto desde donde arrancar tus días en África, ofreciendo cada uno de ellos el máximo estándar en lujo y confort.

El Londozoli Tree Camp ofrece un campamento de lujo construido ─literalmente─ entre las copas de los árboles. Una elegancia regada con originalidad que cuenta con seis suites, cada una de ellas con terraza y piscina privada, vistas al río y duchas tanto interiores como exteriores.

Lujo entre las copas de los árboles

Lujo entre las copas de los árboles. Crédito de foto: Londolozi

En el lugar donde se ubicó el primer campamento Londolozi se sitúa el Londolozi Varty Camp. Se trata de un auténtico homenaje a la historia y a sus fundadores, con programas especiales para niños y familias, diez chalets y diversas zonas comunes entre las que encontrarás un bar, gimnasio, spa o biblioteca.

Exquisita decoración y máxima comodidad

Exquisita decoración y máxima comodidad. Crédito de foto: Londolozi

Atardeceres de ensueño desde tu propia terraza

Atardeceres de ensueño desde tu propia terraza. Crédito de foto: Londolozi

Por su parte, Londolozi Founders Camp ofrece un estilo más clásico de safari y está idealmente situado para disfrutar de toda la vida animal en una atmósfera de privacidad y encanto natural. Cada uno de sus diez chalets está totalmente equipado y cuenta con una decoración que te hará sentir como los primeros exploradores del continente.

Habitaciones que respiran África en cada rincón

Habitaciones que respiran África en cada rincón. Crédito de foto: Londolozi

La última opción es quizá la más exclusiva y se alza como una gran opción para viajes románticos, lunas de miel o pequeños grupos. Londolozi Pioner Camp ofrece tres suites de lujo, cada una de ellas habilitada para dos personas. Diseños exclusivos, atención personalizada, piscinas privadas y mucho más te esperan en este complejo

Vistas de ensueño desde Londolozi Pioneer Camp

Vistas de ensueño desde Londolozi Pioneer Camp

Cada uno de estos lodges ofrece, además de su ubicación idílica en el corazón del Parque Nacional Kruger, diversos safaris y actividades para sacarle el máximo partido a tu tiempo aquí.

Safaris y mucho ─muchísimo─ más

Si estás pensando que en Londozoli solo disfrutarás de la experiencia del safari, estás equivocado. Por supuesto, esta es la actividad estrella de la reserva y podrás contemplar a los deseados “Cinco grandes“, la naturaleza salvaje existente y toda la atmósfera que rodea a esta vivencia.

Pero esto es sólo el principio. Londolozi es el lugar ideal para reconectar contigo mismo y por eso podrás difrutar de actividades personalizadas para refrescar cuerpo, mente y alma. Lleva a cabo excursiones diarias a pie, rastreo de animales, masaje, visitas culturales a comunidades locales, yoga o salidas nocturnas y haz de tu tiempo en Londolozi uno de los mejores de tu vida.

VIsita alguno de los poblados locales e interactúa con sus pobladores

VIsita alguno de los poblados locales e interactúa con sus pobladores. Crédito de foto: Londolozi

Pura aventura en cada safari

Pura aventura en cada safari. Crédito de foto: Londolozi

Dentro de esta experiencia se incluye la comida. Y es que el apartado gastronómico es, para la familia Varty, clave a la hora de disfrutar de tu estancia en la reserva. Una gran selección de productos locales, combinados con marisco de la costa sudafricana y un recetario cultivado durante años por su propia cocina ─bajo el mando del chef Jaco Myberg─ hacen de cada desayuno, comida o cena un auténtico lujo.

Comida de primer nivel y el escenario perfecto donde disfrutarla

Comida de primer nivel y el escenario perfecto donde disfrutarla. Crédito de foto: Londolozi

La conservación, un objetivo constante

Desde sus inicios, Londolozi tenía claro que la conservación, el cuidado e incluso la mejora de la tierra es una obligación. Es por ello que desde la reserva han puesto en marcha diversos programas para devolver la abundancia de vida a este lugar, recuperando los sistemas fluviales, ayudando a la repoblación autóctona y ayudando a aumentar la productividad del suelo.

La reserva privada Londolozi, trabajando en favor de la conservación

La reserva privada Londolozi, trabajando en favor de la conservación. Crédito de foto: Londolozi

Todo ello se traduce en una gran inversión ─tanto económica como de horas de trabajo─ que ha provocado el florecimiento de una diversidad animal única y un ecosistema especialmente fuerte. En la actualidad, sus esfuerzos están concentrados en un proyecto de gestión de microcuencas, el cual ayuda al suelo a retener más agua para las épocas de sequía; el control de especies vegetales invasoras; y en un programa de desbroce de la sabana, dando trabajo a las comunidades locales y mejorando el hábitat para los animales.

Londolozi, ejemplo de propiedad concienciada con el entorno

Londolozi, ejemplo de propiedad concienciada con el entorno. Crédito de foto: Londolozi

“Nunca conocí una mañana en África en la que no me despertase feliz”

El escritor Ernest Hemingway dejó esto escrito después de sus distintas aventuras en el continente. Si en tu lista de deseos está vivir esta experiencia en tu propia piel, disfrutando de una de las reservas más prestigiosas del legendario Parque Nacional Kruger, puedes hacerlo con nosotros.

Los consultores de Rhino Africa conocen esta propiedad a la perfección y te aconsejarán sobre la mejor época para ir y todos los trámites necesarios sin ningún compromiso.