por Ricardo Dominguez en 5 junio, 2018
5 min read

Hacer una foto es colocar la cabeza, el ojo y el corazón en el mismo eje – Henri Cartier-Bresson

Las fotos se han convertido ─cada vez más─ en una parte importante de cualquier viaje. Ya no basta con vivir la experiencia y contarla a familiares y amigos: también hay que mostrarla.  Los avances tecnológicos han sido especialmente positivos para el mundo de la fotografía y con tu propio smartphone es posible tomar fotos que hace unos años parecían impensables.

En esta entrada te damos algunos consejos fotográficos para que le saques el mayor partido a tu móvil o cámara en tu próximo safari y puedas compartir con los tuyos la pura, única y salvaje naturaleza africana.

¿Listo para tu próximo safari fotográfico?

¿Listo para tu próximo safari fotográfico?

Elige una cámara con la que te sientas cómodo

Si eres un profesional de la fotografía, probablemente tengas un equipo amplio donde elegir. Lo ideal es escoger una cámara ligera que consiga acercarte a la acción sin que pese mucho. Unas lentes de zoom de entre 200 y 400 mm, junto a otras más amplias para jugar con la perspectiva, serán tus mejores aliados.

En caso de que no tengas un equipo profesional, no te preocupes: con tu cámara digital o incluso con el móvil podrás capturar igualmente momentos mágicos. Lo importante es que conozcas la cámara que vas a utilizar y te sientas cómodo con ella.

Equipamiento extra

Dependiendo de tus objetivos, quizás quieras contar con un trípode. Te servirá para fijar la cámara de cara a capturar situaciones específicas y crear bonitos efectos. Normalmente los 4×4 tienen espacio suficiente para poder transportarlo.

Además, no te olvides de llevar baterías y memorias extra: te aseguramos que las vas a necesitar.

Aprende de los mejores

Documentales, galerías de imágenes, revistas especializadas, porfolios de fotógrafos especializados… Si tienes la oportunidad, asiste a algún taller, workshop o charla con profesionales. Estudia lo que han hecho otros antes, inspírate y llena tu cabeza de nuevas ideas.

Los safaris especializados te darán las mejores oportunidades de tomar fotos

Los safaris especializados te darán las mejores oportunidades de tomar fotos. Crédito de foto: Londolozi

 Piensa ─y repiensa─ la foto

Antes de afrontar la jornada, piensa en qué quieres fotografiar: ¿vas a centrarte en la vida salvaje? ¿quieres poner el foco en los paisajes? ¿quizás un animal/animales concretos? Si llevas una idea clara te será más sencillo centrarte en tus objetivos y capturar el momento preciso.

Y una vez hecha la foto, intenta darle una vuelta. Piensa si puedes mejorarla, ser más creativo y llevar la imagen otro nivel. Tras hacer la “foto obvia”, intenta ir un paso más allá.

Elefante entrando con fuerza al agua

Elefante entrando con fuerza al agua

Sé cuidadoso en cada captura

El encuadre, las luces, la composición, los elementos que aparecen, el ruido… todos estos factores son importantes a la hora de tomar una foto y pueden ser la diferencia entre una mala y buena toma. Ten en cuenta la imagen que ves en la previsualización ─no la escena que tienes ante ti─ y piensa en el posible trabajo de edición que tendrás a tu vuelta.

La virtud de la paciencia

Ser paciente es una de las cualidades más valoradas en los grandes fotógrafos. Es importante tener claro tu objetivo y buscar la foto que tienes en mente. Algunas aparecerán por casualidad, pero la mayoría de ellas hay que buscarlas, esperar y presionar el disparador en el momento justo.

Convierte a la luz en tu mejor aliado

Una luz correcta es clave para cualquier foto, especialmente en la naturaleza. El amanecer y el atardecer son los mejores momentos para hacer tus capturas, así que harás bien en sacrificar alguna que otra hora de sueño por la mañana para poder disfrutar de las primeras luces del día.

Capturando el momento justo.

Capturando el momento justo. Crédito de foto: Zhayynn James

Sé curioso

Observa a los animales y sus comportamientos, su forma de relacionarse y cómo interactúan tanto con el entorno como con los turistas. No tengas miedo en preguntar a los guías cualquier cosa sobre ellos: cuanta más información tengas, más fácil te será capturar el momento perfecto.

Además, en los safaris fotográficos especializados, sus guías se encargarán de que encuentres el lugar correcto y momento indicado para que puedas tomar la fotografía perfecta.

Mantente siempre atento

Aunque tu trabajo de planificación sea perfecto, nunca sabes cuando la foto perfecta puede pasar delante de ti. Cuando el león va a saltar sobre su presa, el elefante va a levantar su trompa o el esquivo leopardo va a hacer su aparición. Ten siempre la cámara a mano y tu dedo cerca del disparador.

Respeta la vida salvaje

Recuerda que, estés en la selva o la sabana, tú eres el extraño. El lugar pertenece a los animales y plantas que habitan allí durante todo el año y es importante respetarlos, mantener las distancias y no forzar ninguna situación solo para tener una buena foto.

Leones descansando pacíficamente

Leones descansando pacíficamente. Crédito de foto: Serengeti Bushtops Camp Wildlife

Disfruta

Vas a vivir una experiencia única. Vas a estar rodeado de pura naturaleza, viendo animales que, quizás hasta entonces, solo habías visto en revistas y documentales. Vas a oler la selva, sentir la vida salvaje y experimentar sensaciones que, fuera de este continente, es difícil tener.

Aunque la foto es importante, no te olvides de disfrutar y tratar de guardar cada momento en tu cabeza.

El mejor consejo al preparar un safari: disfrutar

El mejor consejo al preparar un safari: disfrutar

Ahora es momento de pasar a la acción. El primer paso es consultar todas las opciones de safaris que tenemos en Rhino Africa. Luego llegará el momento de la inspiración y, finalmente, será la hora de preparar tu cámara, disfrutar de la naturaleza más salvaje y capturar momentos inolvidables.