por Ricardo Dominguez en 11 febrero, 2019
3 min read

Hace unas semanas tuve la suerte de visitar Londolozi, uno de los campamentos más antiguos de Sabi Sand y el Parque Nacional Kruger. Con más de 90 años de historia y una de las áreas privadas más grandes de la zona, alojarse en Londolozi significa vivir una experiencia real de conexión con la naturaleza y con la vida salvaje africana.

Durante la primera noche que pasé allí, bajo las estrellas y a la luz de una hoguera, Dave Varty ─actual CEO de Londolozi tras pasar allí gran parte de su vida─ tomó el protagonismo. Excelente orador, nos contó varios relatos sobre su experiencia entre la vida salvaje, pero hubo una que se nos quedó marcada a todos: la historia de “Mother leopard“, el primer leopardo de Sabi Sand.

En Sabi Sand el rey no es el león, sino el leopardo.

En Sabi Sand el rey no es el león, sino el leopardo.

Los esquivos leopardos africanos

En la actualidad Sabi Sand es reconocida mundialmente como el mejor lugar del mundo para vivir encuentros con leopardos. pero esto no ha sido siempre así. Los safaris tradicionales se basaban en la caza y, durante años, esto creó un gran temor ─totalmente lógico─ de los animales hacia los humanos. Y, entre todos ellos, el leopardo fue uno de los más temerosos y esquivos. 

Pero todo cambió a partir de 1979. Los hermanos Varty (Dave y John) recorrían las hectáreas de Londolozi en su Land Rover junto a Elmon Mhlongo, uno de los rangers del campamento. En mitad de su camino, descubrieron un tímido leopardo hembra que, sin embargo, no se asustó al verlos. Fue un momento clave en su vida y el propio Dave reconoció cómo a su hermano John ─uno de los documentalistas de vida salvaje más famosos del mundo─ se le saltaron las lagrimas.

Durante los siguientes 12 años, John Varty y Elmon Mhlongo se dedicaron a grabar la vida de “Mother leopard” y la llegada de más leopardos a Sabi Sand. Su trabajo quedó inmortalizado en la película “The Silent Hunter”, estrenada en 1986.

"Mother leopard", el primer leopardo de Sabi Sand

“Mother leopard”, el primer leopardo de Sabi Sand.

Ndzanzeni, miembro actual de la "familia real" de leopardos en Londolozi.

Ndzanzeni, miembro actual de la “familia real” de leopardos en Londolozi.

Londolozi en la actualidad

Mucho ha pasado desde aquel primer leopardo. La población de ese animal ─miembro de los “Cinco grandes“─ se ha multiplicado a lo largo de los años gracias, entre otros factores, al tremendo esfuerzo de la familia Varty en materia de conservación y cuidado de la vida salvaje. Desde Londolozi han creado incluso una web sobre los leopardos que habitan en su territorio donde puedes conocerlos en profundidad.

Pero Londolozi es mucho más que sus manadas de leopardos. Son 90 años de historia, son conexión con la naturaleza, son un gran abanico de actividades y experiencias, son lujo, son conservación y son una gran forma de descubrir el Parque Nacional Kruger y la reserva privada de Sabi Sand.

Atardeceres de ensueño desde tu propia terraza

Una de estas terrazas será tu “hogar” durante tu estancia en Londolozi.

En Rhino Africa llevamos trabajando con Londolozi y la familia Varty desde hace más de 10 años y podemos diseñar tu viaje de forma única, ajustando cada experiencias a tus preferencias. Contáctanos a través de nuestro formulario y te responderemos en menos de 24 horas.