por Ricardo Dominguez en 13 noviembre, 2019
3 min read

Madagascar es uno de los sueños de cualquier viajero. La cuarta isla más grande del mundo acoge una diversidad de flora y fauna única en el mundo y sus contrastes entre playas y montañas harán que, seas más de una o de otra, ambas te enamoren.

Hoy te proponemos 5 razones para olvidarte de mapas y perderte. Y si tiene que ser en algún sitio, te proponemos que sea en Madagascar.

El aislamiento que provocó la diversidad

El ser una isla tan grande (la cuarta del mundo en tamaño) y el estar tan alejada de cualquier continente han hecho que se desarrolle en ella una vida animal y floral única. Solo en Madagascar se encuentra el 5% de las especies conocidas hasta la fecha en el mundo, mientras que el 80% de las especies que viven en este país no lo hacen en ningún otro.

Hace unos meses escribimos sobre el principal y más famoso habitante de la isla: el lémur.

Ein Mutterlemur und ein ihr Junges am Rücken

Los lémures, uno de los habitantes más conocidos de la isla de Madagascar.

¿Playa o montaña? Madagascar no te hace elegir

Y no solo eso.

Sabanas volcánicas, cañones, colinas, cascadas, ríos, desiertos, bosques tropicales… Madagascar acoge dentro de ella una gran variedad de paisajes, siempre bañados por los 5.000 kilómetros de costa. El océano Índico y sus aguas cálidas y turquesa son las culpables.

Ein Strand mit Palmen

Las playas malgaches…

… Y sus montañas.

Aburrirse es una opción… pero hay muchas más

La calma de la costa de Madagascar y sus playas de arena blanca invitan al dolce far niente, a aburrirse y desconectar.

Nosotros lo apoyamos… pero también te contamos todo lo que podrás hacer para tus días más activos: senderismo por sus parques nacionales, buceo, ciclismo, kitesurf, escalada y muchísimo más.

La mayoría de alojamientos en la isla te ofrecen estas actividades y te guiarán para que elijas las que mejor se adapten a ti y a tus deseos.

Colourful fishes swimming in the waters of Madagascar

Explorando los «alrededores» de la isla. Crédito de foto: Ji Wang

Maramora

«Maramora» es una filosofía local de vida. Significa «lento», «todo a su tiempo»… y te invita a relajarte y disfrutar del momento.

Con estas vistas no suena complicado, ¿verdad?

Las aguas turquesas de Magadascar están lejos de ser consideradas como "desierto"

¿Te apuntas a Maramora?

Conocer a sus habitantes más conocidos

Y esta vez no hablamos de los lémures, sino de los baobabs. Madagascar es uno de los mejores lugares para verlos y su «Avenida de los Baobabs» es uno de los lugares más visitados de la isla.

Se trata de árboles muy grandes y algunos de ellos superan los 2.500 años de existencia… aunque están desapareciendo como consecuencia del cambio climático y algunas decisiones del gobierno local. En 10 años, esta avenida puede ser ─por desgracia─ muy diferente a como la conocemos ahora.

Atardecer en Madagascar

El sol se enconde entre los árboles baoab, típicos de Madagascar

Hora de perderse

Ya tienes razones para perderte… ahora te toca a ti. Evita mapas, abraza la filosofía Maramora y contacta con nosotros para explorar esta isla del océano Índico.