por Iris Santa Ana en 23 noviembre, 2017
7 min read

Aparte de disfrutar de la exquisita gastronomía, catar vino como un profesional es una forma excelente de aprovechar el esplendor completo del verano en Sudáfrica. Como dijo el novelista británico Robert Louis Stevenson, “el vino es poesía embotellada”, y cuando visites la comarca vinícola del Cabo podrás comprobar cuánta razón hay en esta frase célebre. Destinos como Franschhoek, Constantia y Stellenbosch son ideales para absorber el sol calientito y contemplar las exquisitas vistas de los viñedos que tapizan las montañas mientras saboreas una fresca copa del más delicioso vino de Sudáfrica.

Catar vino no es una actividad exclusiva para expertos o sumilleres, solamente tienes que seguir esta guía de vino que vino como caída del cielo.

Viñedos del Cabo

Bajo el cielo rosado de verano y entre la vid sudafricana, disfruta un buen vino

¡Ven a catar vino en los Viñedos del Cabo!

Imagen de: Kym Elis

El lugar ideal

Es imposible experimentar el verdadero placer de un vino en un lugar lleno de olores y fragancias que distraen tu nariz. Para obtener el sentido real de un vino particular es importante que no haya otros factores que interfieran en el sabor. Por lo tanto, el escenario para tu degustación de vino debe de asegurar que tu opinión no será alterada. El lugar para catar vino debe tener las siguientes características:

  • Estar bien iluminado para que puedas ver la coloración correcta del vino.
  • Ser un lugar ventilado y sin olores que te puedan distraer, garantizando que puedes percibir el aroma del vino en su totalidad.
  • Debe proveer copas limpias para cada vino diferente que será degustado.
  • Ofrecer limpiadores para el paladar; alimentos y bebidas de sabor neutro que remueven residuos de sabor en la lengua permitiendo percibir un nuevo sabor (por ejemplo, galletas de agua).

Ahora sí, ¡empecemos a aprender cómo catar vino!

Imagen de: Mont Rochelle

Variedad de vinos para disfrutar

Imagen de: Babylonstoren

1. La apariencia

Este paso, también conocido como fase visual consiste en utilizar tus ojos para revisar la apariencia del vino. Normalmente, una copa se llena con aproximadamente 60 ml de vino para catar, permitiéndote inclinar la copa. Sujeta la copa por el pie para evitar que el vino se caliente y obsérvalo contra un fondo blanco. Analiza su apariencia de acuerdo a las siguientes categorías:

  • Claridad: Este aspecto puede evidenciar la presencia de defectos (cuando un vino es turbio y con un alto porcentaje de partículas suspendidas). ¿El vino se ve opaco, mate, turbio, claro, cristalino o brillante?
  • Intensidad: Se puede describir como la cantidad de color. Observa la disposición del color del vino en la copa al inclinarlo unos 45° y analizar la parte más profunda (en el centro) hasta la parte menos profunda en el borde de la copa. ¿Lo describirías como un vino profundo, intenso, medio o pálido? Puedes clasificar si un vino es de capa baja, media o alta según su intensidad. Cuando su color es muy profundo, concentrado y oscuro se trata de un vino de capa alta, usualmente uno joven. Cuando, por el contrario, es nítido y puedes ver a través del líquido, se trata de un vino de capa baja.
  • Color: Cuando tienes muchas muestras de vino puedes comparar los tonos de color. ¿Es azulado, púrpura (un vino joven), rubí, granate, rojizo, marrón o anaranjado (un vino envejecido con crianza)?
  • Lágrimas: Son esas gotas dentro de la copa de vino. Una densidad alta de gotas indica un nivel mayor de alcohol en el vino, y cuando las lágrimas fluyen lentamente hacia el vino es indicio de un vino más dulce.

Nota: Los sedimentos en la base son normales y suelen indicar que el vino pasó por un proceso de envejecimiento en la botella.

Expertos en catar vino te guiarán en tus degustaciones

Imagen de: Spier

2. El aroma

Ahora es momento de verte como un verdadero profesional al agitar tu copa y oler tu vino. Toma la copa por la base y agita con delicadeza en movimientos circulares (que desprenden aromas) antes de respirar su fragancia. Con tiempo y práctica, oler el vino puede ayudarte a descifrar los misterios del vino e indicar los tipos de uva y de qué área provienen, así que ¡empieza a practicar! Después de oler el vino, emite un juico sobre la:

  • Condición: ¿Cómo es el aroma? ¿Huele bien o tiene olores desagradables?
  • Intensidad: La cantidad de aroma y su impacto en las fosas nasales. ¿El olor resalta por completo? ¿Lo describirías como ligero, medio o pronunciado?
  • Aroma y complejidad: La variedad de olores y diversas esencias que puedes reconocer ¿Identificas huellas de frutas, maderas o especias?
¿Percibes los aromas sutiles de frutos, flores y especias?

Imagen de: Spier

3. El sabor

La mejor parte de catar vino finalmente ha llegado: saborearlo. El truco de este paso está en empezar probando ciertos tipos de uva para familiarizarte con sus características particulares. Toma tragos pequeños, cubre tu lengua con ellos, escupe el vino (o haz como yo e ignora este paso) y luego respira profundo. Evalúa el vino de acuerdo a las siguientes categorías:

  • Dulzura: ¿El vino es seco (entre 1 y 3 gramos de azúcar por litro), abocado (entre 3 y 15 gramos), semiseco o semidulce (15 – 50 gramos), o dulce (más de 50 gramos)?
  • Cuerpo: Nada más y nada menos que la densidad que el vino presenta al ser probado ¿Cómo lo describirías? ¿Ligero, medio cuerpo, pesado?
  • Acidez: ¿El vino tiene un alto nivel de acidez y hace salivar tu boca? ¿la acidez es picante, es refrescante o insípida?
  • Sabor: ¿Percibes en el vino sabores de frutas, especias, flores, vegetales o maderas?
  • Duración: ¿El sabor continúa después de beber el vino y pasarlo, o tiene un final corto? Si el sabor persiste, tiene un final lago y complejo o quizás hasta se acentúa después de unos instantes es una señal de que es un vino de alta calidad.

Evaluación general

Ahora es momento de combinar todas tus anotaciones y evaluaciones de las tres etapas anteriores. Saca tus conclusiones de la apariencia, el olor y el sabor para evaluar si el vino tiene un buen equilibrio. Un vino con un buen balance no tiene un aspecto dominante, tiene buena longitud (su sabor dura algún tiempo en la boca), tiene complejidad adecuada (la cantidad de aromas y sabores) y buen equilibrio en cuanto a intensidad.

Producción de vino de alta calidad

Imagen de: Bianca Isofache

Puntuación al catar vino:

A los vinos usualmente se les califica sobre una puntuación de 20, con puntos en cada etapa que componen el gran total. Un máximo de 3 puntos es atribuido a la apariencia, 7 a la calidad aromática y 10 puntos a la calidad del sabor. Los vinos pueden recibir las siguientes calificaciones de acuerdo a su clasificación:

  • Debajo de 8/20: Pobre
  • Entre 11 y 12 puntos: Razonable; no hagas mucho caso a las personas que te dicen que éste es un buen vino. (2 estrellas)
  • Entre 13 y 14 puntos: Moderado, un vino que puedes servir en casa y disfrutar con tu familia. (3 estrellas)
  • Entre 15 y 16 puntos: Bueno. Puedes estar seguro de ordenar este vino en un restaurante. (4 estrellas)
  • De 17 a 20 puntos: Excelente, este vino es de alta calidad, gloria líquida. (5 estrellas)
Bodegas con los mejores vinos para que elijas tu favorito

Imagen de: Mont Rochelle

Fallas en el vino (8 puntos o menos)

  • Contaminación de corcho: la botella no se abrió de forma adecuada, el corcho es viejo y es difícil de remover o la botella fue infectada con tricloroanisol (TCA), dando al vino un sabor desagradable.
  • Oxidación: el vino presenta un sabor a jerez y su color ha sido modificado debido al contacto excesivo con el oxígeno.
  • Vino cocido: el vino se almacenó en algún lugar cuya temperatura es demasiado alta, dando como resultado un vino que carece de cuerpo.
Revisa el corcho a la hora de catar vino

Imagen de: Elisha Terada

Ahora que sabes cómo catar vino como un verdadero profesional, estás listo para lucirte haciéndolo en los viñedos del Cabo. Ponte en contacto con uno de nuestros expertos en viajes para viajar entre la vid sudafricana este verano. ¡Prueba deliciosos vinos y pon en práctica tus habilidades de sumiller!

Uvas para la producción de vino

Imagen de: Maja Petric

Imagen principal de: Babylonstoren