por Ricardo Dominguez en 9 julio, 2018
7 min read

Apenas 40 kilómetros separan las islas de Zanzíbar del África continental. Rodeada por las calmadas aguas del océano Índico, sus 1.666 kilómetros cuadrados ofrecen un auténtico paraíso que, por su cercanía al ecuador, ofrece buenas temperaturas durante gran parte del año.

Playas tropicales de fina arena blanca y aguas cristalinas, buen ambiente y una gran oferta de alojamiento y actividades: estos son los ingredientes principales que convierten a Zanzíbar en destino habitual de viajeros que, tras vivir sus safaris en Tanzania o Kenia, deciden disfrutar de unos días de descanso.

El paraíso natural de Zanzíbar

El paraíso natural de Zanzíbar. Crédito de foto: Karamba

El paraíso que todos quisieron conquistar

El nombre de Zanzíbar ─”Costa de los negros”, en su traducción del persa original─ puede dar lugar a confusiones: tanto el archipiélago como su isla principal como la ciudad más importante son conocidas por este nombre, por lo que hay que ser muy específico a la hora de referirse a Zanzíbar.

El archipiélago fue conquistado por inmigrantes persas en 1698, convirtiéndose en parte de los dominios del sultán de Omán. Con el paso de los años, portugueses, persas y, por último, británicos, se hicieron con el control de estos territorios. En 1963 declararon su independencia de los ingleses, aunque tan solo un año después, en 1964, se unieron al estado continental de Tanganica para formar la actual Tanzania.

Zanzíbar es tristemente conocida por haber sido uno de los principales centros de tráfico de esclavos del África oriental. Todavía hoy, al visitar sus diferentes islas, es posible ver referencias de este oscuro pasado que quedó atrás tras las presiones del gobierno británico sobre el sultán Bargash en 1873.

Uno de los monumentos que homenajea a los esclavos en Zanzíbar

Uno de los monumentos que homenajea a los esclavos en Zanzíbar

Qué ver y hacer en Zanzíbar

En los últimos años, Zanzíbar se ha convertido en uno de los destinos turísticos más famosos del océano Índico africano. Y razones no le faltan.

Islas de arena fina y aguas turquesa

Las aguas del Índico riegan las distintas playas de Zanzíbar y convierten cada mirada al mar en una auténtica postal para el recuerdo. No es raro avistar delfines desde la costa y, tumbado en su arena, te parecerá que la vida no es tan complicada como nos quieren hacer ver.

Stone Town es el casco viejo de la capital: sus laberínticas calles adoquinadas, sus influencias africanas, árabes y europeas y sus mercados llenos de color te harán disfrutar de una animada jornada a cualquier hora del día o de la noche.

Uno de los mercados de Stone Town

Uno de los mercados de Stone Town

Si tienes tiempo, también es una buena idea explorar alguna de las pequeñas islas que componen el archipiélago. La isla de Pemba ofrece ruinas antiguas, la isla de Changuu te regalará galápagos y diferentes especies animales, mientras que en la isla de Chumbe podrás disfrutar de una selva única en el mundo que crece sobre un suelo de antiguo coral.

Vista aérea de la isla de Pimba

Vista aérea de la isla de Pemba

Safari y playa: la combinación perfecta

Sudáfrica, Kenia, Tanzania, Zimbabue… todos estos países ofrecen esa África llena de vida salvaje, sabana, safaris y aventura. Tras unos días entre leones, elefantes o leopardos, viajar a Zanzíbar y relajarte con el sonido del océano de fondo y una copa en la mano suena como el plan ideal.

Desde Rhino Africa podemos crear tu itinerario a medida, combinando tu aventura de safari ─el Serengueti y su Gran Migración serán tu mejor opción en Tanzania─ con las playas de ensueño de Zanzíbar.

La Gran Migración y Zanzíbar, dupla ganadora

La Gran Migración y Zanzíbar, dupla ganadora

Il dolce far niente… y mucho más

No te vamos a engañar: Zanzíbar invita al relax y el descanso. En una época donde todos estamos hiperconectados y nos hipotecamos con infinitas listas de tareas, ser capaz de no hacer nada es un auténtico lujo. Pero tumbarte en las playas tanzanas no será lo único que hagas aquí.

Las diferentes influencias del archipiélago han creado una tradición gastronómica realmente exótica que disfrutarás en cada bocado. También podrás vivir paseos en dhow ─la típica embarcación de vela local─ junto a delfines, hacer snorkel para descubrir los infinitos corales que rodean las islas o practicar deportes acuáticos como el surf y sus distintas variantes.

Il dolce far niente, actividad obligatoria en Zanzíbar

Il dolce far niente, actividad obligatoria en Zanzíbar. Crédito de foto: Mnemba Island

Alojamiento en Zanzíbar

La oferta de alojamiento en Zanzíbar es amplia y cubre tanto la isla principal como algunas de las islas satélite. En Rhino Africa trabajamos con los mejores hoteles y te garantizamos una estancia de lujo en este auténtico paraíso terrenal.

Cada una de las zonas del archipiélago cuenta con unas características, según busques una mayor tranquilidad, actividades acuáticas o el máximo lujo. Te recomendamos explorar todas las opciones que ofrecemos en nuestra página web y planificar estas vacaciones paradisiacas junto a alguno de nuestros consultores.

Máximo lujo en este paraíso terrenal

Máximo lujo en este paraíso terrenal. Crédito de foto: The Residence

Cómo llegar a Zanzíbar

Lejos de lo que pueda parecer, no es difícil llegar a Zanzíbar, ya que cuenta con vuelos desde muchos aeropuertos internacionales. La ruta más habitual es volar a Dar Es Salaam y, desde ahí, coger uno de los vuelos regulares diarios a la isla ─con una duración de apenas 15 minutos─. También es posible llegar desde otros aeropuertos del continente como el de Nairobi, el del Kilimanjaro o el de Arusha.

Si prefieres surcar las aguas del Índico, existe un ferry que, en menos de una hora, te llevará desde la costa continental tanzana hasta el paraíso de Zanzíbar. Desde Rhino Africa podemos ocuparnos de toda esta logística, desde los vuelos internacionales hasta los traslados entre islas: el paraíso está para disfrutarlo.

Un velero cruza el mar de Zanzíbar, Tanzania.

Un velero cruza el mar de Zanzíbar. Crédito de foto: The Residence Zanzibar

Algunas curiosidades sobre Zanzíbar

  • Freddie Mercury, el conocido cantante y líder de Queen, nació en Stone Town, la parte antigua de la ciudad de Zanzíbar. La casa en la que el artista vivió hasta los siete años es uno de los lugares más turísticos de la isla.
  • 45 minutos. Eso fue lo que duró la guerra entre Reino Unido y Zanzíbar el 27 de agosto de 1896. Los locales se rindieron ante el poderío británico y, a día de hoy, está considerada la guerra más breve de la historia
  • Muchos de los exploradores europeos del siglo XIX, incluyendo al famoso David Livingstone, comenzaron varias de sus expediciones en estas islas.
  • En 1973, Zanzíbar fue el primer territorio africano en introducir la televisión a color.
  • Zanzíbar es el único lugar del mundo donde habita el mono colobo rojo de Zanzíbar.
  • El archipiélago se compone de tres islas principales ─Unguja o Zanzíbar, Pemba y Mafia─, además de alrededor de 75 pequeñas islas.
  • El suajili es el idioma oficial de Zanzíbar, aunque el inglés también está muy extendido. No te sorprendas al escuchar Hakuna Matata: viene de esta lengua, significa “no hay problemas” y es muy usado en las islas.
Zanzibar

¿Pensando en visitar Zanzíbar?

Zanzíbar y sus aguas turquesa te están esperando durante los 365 días del año. Un destino africano de playa, bellos amaneceres y tranquilidad que te ofrecerá la mejor experiencia posible en el océano Índico. Si estás planeando tus próximas vacaciones y quieres visitar estas islas, ponte en contacto con nuestros expertos asesores de viajes y ellos te ayudarán en todo lo necesario para que visites este paraíso terrenal.