por Carmen Carvajal Sarabia en 20 julio, 2018
4 min read

Para los amantes de la comida, una parte fundamental de viajar es descubrir nuevos sabores, nuevas que recetas que jamás pasarían por su cabeza, pero que terminan por conquistar su paladar. Ciudad del Cabo es uno de esos destinos en los que cada bocado parece querer hablarte sobre su origen, su cultura y la historia de su ciudad.

Una de las tradiciones culinarias típicas de la “Ciudad madre” es el conocido como High Tea. Un concepto no demasiado extendido en otras partes del mundo y que consiste en una suerte de brunch tardío —se toma entre las tres y las cinco de la tarde— a base de sabores dulces y salados. Para acompañar la comida, el té se suma a copas de vino, champagne o incluso gin-tonics.

Y, ¿qué mejor lugar para disfrutar de esta tradición que Mannabay? Hace unos días ya os hablamos en el blog de los suculentos desayunos de este exclusivo hotel, paradigma del lujo y la elegancia, y hoy le ha llegado el turno a su High Tea.

Porque cuando disfrutas con la comida, lo único que puedes hacer es tratar de compartirlo con el resto del mundo.

Diversos aperitivos en el High Tea en Mannabay

Crédito de foto: Katharina Riebesel

High Tea en Mannabay: una experiencia imprescindible

El momento en el que, en una fría mañana de invierno capense, nos comunicaron al equipo de Rhino Africa que, por fin, podríamos degustar el famoso High Tea en Mannabay, una sonrisa se extendió rápidamente por mi rostro. ¿Disfrutar de las delicias culinarias de reconocidos chefs en uno de los hoteles más prestigiosos de Ciudad del Cabo? Sí, por favor.

Y es que el High Tea en Mannabay va mucho más allá de la comida. Erigido sobre la falda de la imponente Table Mountain, este hotel boutique goza de increíbles vistas sobre la ciudad y el océano, y cada rincón de sus instalaciones respira elegancia y exclusividad.

Los exteriores de Mannabay Boutique Hotel

Mannabay cuenta con las mejores vistas sobre Ciudad del Cabo

Previa reserva, al llegar al hotel uno de los miembros de su atento personal te acompañará hasta su sofisticado salón, donde una mesa repleta de delicias dulces y saladas te espera.

Tartas de un chocolate tan intenso que parece imposible y brownies de nueces caramelizadas se suman a delicadas quiches francesas y canapés de salmón y queso fresco para ofrecer un amplio menú que satisfará hasta los paladares más exigentes.

Una tarta de chocolate con frambuesas para finalizar el High Tea en Mannabay

El High Tea en Mannabay es una experiencia gastronómica de primer nivel. Crédito de foto: Katharina Riebesel

Mientras esperas con una copa de burbujeante champagne en la mano, el propio chef será el encargado de explicar en qué consiste cada plato. Si en este punto tus ojos no pueden dejar de recorrer cada plato y tu mente se encuentra ya muy lejos, imaginando cada sabor y textura, tranquilo: le pasa a todo el mundo.

Con café y té ilimitados para acompañar tu comida, lo difícil parece decidir por dónde empezar. ¿Comenzar con sus tartas y terminar con el salmón, o más bien al revés? En nuestro caso, aunque la mayoría de nosotros se decantó por la segunda opción, más de uno no pudo resistir la tentación de mezclar dulce y salado sin ningún tipo de orden.

Ligeras samosas de espinacas y queso dan paso a cremosas tartas de zanahoria y deliciosas piezas de fruta fresca. Las opciones parecen no acabar nunca y, una vez que lo has probado todo, la tentación de repetir es difícil de resistir.

Süße Speise und Erdbeeren beim High Tea in Kapstadt

El High Tea en Mannabay es una experiencia gastronómica de primer nivel. Crédito de foto: Katharina Riebesel

Además, otra de las ventajas de disfrutar del High Tea en Mannabay es su increíble variedad de opciones alimenticias: su chef se adaptará a todas tus necesidades y, ya seas vegetariano, vegano o celíaco, siempre habrá un delicioso menú dispuesto para ti.

¿Un consejo? Mejor, acude con el estómago vacío.

Información práctica

Precio: R290

Horario: 15h30 – 17h30

Teléfono: +27 21 461 1094

Email: res@mannabay.com