por Ricardo Dominguez en 30 mayo, 2019
7 min read

Si eres fiel seguidor de este blog, sabrás que nos encanta Ciudad del Cabo y escribir sobre ella. Hemos hablado sobre sus atracciones más destacadas, sus mercados, sus restaurantes y muchos más. Tantas cosas que quizás, a la hora de planificar tu viaje a la «ciudad madre», no sabes qué elegir.

Por eso hoy te traemos un post muy práctico donde te proponemos el plan perfecto para visitar Ciudad del Cabo en 3 días. Te contamos los lugares que no te puedes perder, cómo llegar a cada uno de ellos y consejos que solo los locales podemos saber.

Vista aérea de Ciudad del Cabo

Vista aérea de Ciudad del Cabo. Crédito de foto: Wim van den Heever.

Día 1 en Ciudad del Cabo

Llegas al aeropuerto internacional de Ciudad del Cabo por la mañana. Y tras un viaje en Uber de 15-20 minutos, estás en pleno centro. Toca dejar las maletas brevemente y dirigirte a tu primer destino: el W&A Waterfront.

El que un día fuera el puerto de la ciudad ─y uno de los más importantes de África─ acoge ahora un centro comercial y una gran cantidad de tiendas, restaurantes y espacios al aire libre ideales para una primera toma de contacto con la ciudad. Aquí también encontrarás el Zeitz MOCAA, el museo de arte contemporáneo más importante del continente.

Zeitz MOCAA Museum, arte contemporáneo en Ciudad del Cabo

Zeitz MOCAA Museum, arte contemporáneo en Ciudad del Cabo.

Después de comer, puedes dirigirte al barrio musulmán de Bo Kaap (aunque puedes caminar a él, Uber es muy barato aquí y funciona de maravilla). Lo reconocerás enseguida por sus características casas de colores, todo un símbolo de la ciudad. Deja volar tus fotos antes de dirigirte a tu último destino del día: Sea Point.

Las famosas casas de colores de Bo-Kaap

Las famosas casas de colores de Bo-Kaap.

Aquí te recomendamos tomar un helado o una copa de vino ─según cómo te sientas ese día─ y dar caminar por el paseo marítimo mientras cae el sol. Verás que no eres el único: locales y turistas se reúnen a ver el atardecer cada día en distintos puntos de la ciudad.

Para cenar, te recomendamos Mojo Market. Está en Sea Point ─por lo que podrás ir andando hasta él─ y encontrarás una gran variedad de opciones gastronómicas amenizadas con música en directo.

Las actuaciones musicales de Mojo Market son una de sus señas de identidad

Las actuaciones musicales de Mojo Market son una de sus señas de identidad. Crédito de foto: Mojo Market.

Día 2 en Ciudad del Cabo

Durante tu segundo día en Ciudad del Cabo pasarás poco tiempo en la ciudad. Pero no te preocupes: merecerá la pena. Para hoy sería ideal contar con un coche de alquiler ─recuerda que aquí se conduce por la izquierda─, ya que ahorrarás mucho tiempo.

Tras un completo desayuno ─verás que muchos restaurantes ofrecen un menú especial para esta comida del día─ te dirigirás a Muizenberg. Este lugar es conocido principalmente por dos cosas: por sus tradicionales cabañas de colores y por ser considerada la cuna del surf en Sudáfrica.

Las casetas de playa de Muizenberg, foto obligatoria

Las casetas de playa de Muizenberg, foto obligatoria.

Siguiendo hacia el sur, la siguiente parada también está relacionada con el océano. Se trata de Boulders Beach, una pequeña playa que acoge una gran colonia de pingüinos. Podrás verlos desde muy cerca, escuchar sus característicos sonidos y entretenerte con sus divertidos movimientos.

Para comer, te damos dos opciones: hacerlo en Simon’s Town ─junto a la playa de los pingüinos─ o hacerlo en tu próximo destino, el Cabo de Buena Esperanza.

Para llegar a él, tendrás que conducir y entrar en la Reserva Natural de Cape Point. Una vez allí, tienes diversas rutas senderistas con unas vistas espectaculares que terminan con el Cabo de Buena Esperanza: el lugar donde el océano Atlántico y el Índico se cruzan.

Allí donde el océano Atlántico y el Índico se hacen uno

Allí donde el océano Atlántico y el Índico se hacen uno. Crédito de foto: Luke Maximo Bell.

Consejo a la hora de comer: cuidado con los babuinos. Hay varios en el parque y siempre están al acecho de turistas despistados a los que puedan robarle parte de su comida.

Para volver a a la ciudad, te recomendamos conducir por la icónica Chapman’s Peak. Darás un pequeño rodeo, pero las vistas que regala lo merece. Además, tras Champan’s Peak puedes acercarte al puerto de Hout Bay, recorrer su mercado y hacer un tour marino por todo el cabo. Te tomará 40 minutos y tendrás una gran experiencia sobre las aguas sudafricanas.

Una vez en la ciudad, tienes dos alternativas. Si apuestas por la historia, el District Six Museum es tu mejor opción. Un museo pequeño y sencillo pero que muestra como ningún otro el régimen racista del Apartheid que sufrió el país hace 25 años.

Tu otra opción es Long Street, sin duda la calle más animada de Ciudad del Cabo. Aquí encontrarás un gran ambiente festivo ─especialmente durante el fin de semana─ y una gran variedad de restaurantes y bares de copas.

Fachada Mama Africa, uno de los restaurantes en Cape Town

Long Street está repleta de restaurantes tanto locales como internacionales. Crédito de foto: Julian Knutzen.

Día 3 en Ciudad del Cabo

Primer día de ciudad, segundo de costa… el tercero toca la montaña. Durante tu tiempo aquí habrás visto Table Mountain coronando la mayoría de tus fotos. Se trata de una de las siete nuevas maravillas naturales del mundo y ofrece multitud de rutas para los amantes del senderismo y las actividades al aire libre. Te recomiendo consultar la guía que escribimos hace unos meses donde te contábamos las mejores rutas en Table Mountain.

Table Mountain cubierta por un manto de nubes.

Table Mountain cubierta por un manto de nubes.

Si no te convence este plan, te damos dos alternativas que se adaptarán mejor a ti: los viñedos del Cabo y el township de Khayelitsha.

Los viñedos del Cabo ofrecen algunos de los mejores vinos de Sudáfrica. Visitar Constantia, Stellenbosch o Franschhoek es trasladarse a un mundo vinícola con preciosas propiedades, una comida deliciosa y unas vistas espectaculares.

Atardecer sobre los viñedos del Cabo

Atardecer sobre los viñedos del Cabo.

Esto contrasta totalmente con el gueto de Khayelitsha. Levantado durante la época del Apartheid, se trata de uno de los asentamientos más pobres del país, donde cientos de miles de familias viven en pésimas condiciones. No es recomendable ir por tu cuenta ─es peligroso─, pero unirte a una visita guiada te hará entender el pasado y presente del país mientras apoyas a la comunidad local.

Dans les rues de Khayelitsha.

Una calle cualquiera en Khayelitsha. Crédito de foto: Garance Chassaing.

Desde Rhino Africa podemos incluir todas estas actividades en tu itinerario.

Para terminar tu última jornada en Ciudad del Cabo ─mañana toca volar, quizás a casa, quizás a otro destino africano─, te recomendamos disfrutar del atardecer desde Signal Hill. Puedes acceder en coche y llevar tu propia comida y bebida y te garantizamos que quedarás enamorado de las vistas que te ofrece.

Al bajar, te dejamos nuestra guía de restaurantes de Ciudad del Cabo para que te decidas por tu última cena en la ciudad.

Planifica tus vacaciones en Ciudad del Cabo con Rhino Africa

A través de esta guía puedes hacerte una idea de todo lo que Ciudad del Cabo tiene para ofrecerte en solo tres días. Atardeceres desde la playa y la montaña, pingüinos, surf, rutas, historia, cultura… y un etcétera que podría ser infinito. Desde Rhino Africa podemos crear tu experiencia perfecta en la «ciudad madre» de Sudáfrica. Conctacta con nosotros y te ayudaremos en todo lo posible.