por Ricardo Dominguez en 2 agosto, 2019
5 min read

La Garden Route (o Ruta de los Jardines en español) es uno de los destinos turísticos más populares de Sudáfrica. Se trata de un recorrido de varios kilómetros que pasa por algunos de los lugares más emblemáticos del país, regalando increíbles paisajes y una gran variedad de actividades, incluyendo safaris, avistamientos de ballenas, senderismo, multiaventura

Esta gran oferta de actividades y sus buenas temperaturas durante todo el año hacen que sean muchos los que recorren esta ruta cada año. Y por eso hoy te damos 10 consejos para que disfrutes al máximo de sus cientos de kilómetros.

1. Ponte al volante

La Garden Route es ideal para conducir tu coche y recorrerla a tu ritmo, eligiendo tú mismo las paradas y los días necesarios para completarla. Alquila tu coche en Ciudad del Cabo y desde ahí conduce hasta Port Elizabeth. Una vez allí, puedes emprender el camino de vuelta o bien dejar el coche allí y volver en avión.

Si optas por el coche, recuerda que en Sudáfrica se conduce por la izquierda. Hace unos meses escribimos un artículo sobre conducir en Sudáfricabque te ayudará si decides hacer esta ruta.

2. Si te atreves… ¡salta!

¿Sabías que en la Garden Route está el mayor salto de puenting del mundo? Lo encontrarás en el puente Bloukrans, cerca de Plettenberg Bay, y te ofrece 216 metros de caída. Además, en los alrededores encontrarás el Parque Nacional Garden Route, con infinitas rutas y senderos para disfrutar de la naturaleza sin tener que descargar grandes cantidades de adrenalina.

3. Aprovecha el invierno para ver ballenas

Durante los meses de invierno en Sudáfrica (junio, julio y agosto), pueblos como Hermanus y Gansbaai reciben a unos visitantes muy especiales: las ballenas. Estos inmensos mamíferos ─que pueden alzanzar los 36.000 kilos de peso─ son fáciles de ver desde la costa, aunque para disfrutar al máximo la experiencia lo mejor es vivir un safari marino donde, además de a estos animales, podrás ver pingüinos, focas, delfines y tiburones.

4. Disfruta de un safari libre de malaria

Son muchos los que eligen el Parque Nacional de los Elefantes de Addo como punto final de la Garden Route. Aunque técnicamente no está en ella ─se encuentra pasando Port Elizabeth─ es un destino muy popular para vivir un auténtico safari y ver decenas de especies de animales, incluyendo a los «Cinco grandes«.

En cuanto al alojamiento, encontrarás una gran variedad de lodges. Nosotros te recomendamos Camp Figtree y Elephant House.

5. Descubre restaurantes de primer nivel

En Rhino Africa somos expertos en viajes y sabemos que la gastronomía es una parte importante de ellos. Hemos recorrido la Garden Route de principio a fin ─y varias veces─ y podemos recomendarte algunos restaurantes que merece le pena visitar

  • Zinzi Restaurant (Plettenberg Bay): un menú exclusivo diseñado por sus chefs que se complementa a la perfección con la bella arquitectura del restaurante.
  • Cruise Cafe (Knysna): visita obligada para los amantes de las ostras, aquí encontrarás las mejores del país, además de una selección de vinos de primer nivel.
  • The Girls (Wilderness): este restaurante ofrece un ambiente africano y su tartar de ternera ha recibido numerosos premios gastronómicos.

6. No tengas miedo a probar nuevas actividades

A lo largo de la Ruta de los Jardines vas a encontrarte con un gran número de opciones: paseos a caballo, kayak, puenting, safaris (por tierra y por mar), parapente, rutas senderistas, actividades de buceo… lo ideal es ir con la mente abierta y estar dispuesto a cosas que quizás nunca antes has hecho o que ni siquiera te habías planteado. Te aseguramos que merecerá la pena.

¿Te animas a una ruta en kayak?

7. El punto más al sur de África

El Cabo de las Agujas (Cape Agulhas) es el punto más meridional del continente africano, siendo además el punto de intersección entre el océano Atlántico y el océano Índico. Una foto imperdible durante tu viaje por Sudáfrica.

8. Conquista las olas en una de las mecas del surf

Si eres aficionado al surf, habrás escuchado hablar de Jeffreys Bay. En los 60 creció su popularidad como destino para hippies y surferos y, desde los años 80, se celebran algunas de las competiciones de surf más importantes del mundo. Además de las mejores olas del país (y quizás del continente), encontrarás un delicioso marisco y diversas rutas senderistas.

Surfista en la costa de Jeffrey's Bay, Sudáfrica

Conquistando las olas de Jeffreys Bay. Crédito de foto: South African Tourism.

9. Un braai siempre es una buena idea

Tras pasar unos días en Sudáfrica, la palabra «braai» te será muy familiar. En español lo traduciríamos por barbacoa y se refiere a ese momento social donde compartes comida y bebida con amigos. En muchos alojamientos encontrarás tu propia área de «braai», aunque lo mejor es buscar alguno público y juntarte con varios locales para disfrutar la experiencia al máximo.

10. No pierdas de vista Ciudad del Cabo

Aunque tu objetivo principal al viajar a Sudáfrica sea la Garden Route, no te olvides de dedicar varios días a descubrir Ciudad del Cabo. La «ciudad madre» lo tiene todo: playas, montañas, una vida social animada, restaurantes de primer nivel y un largo etcétera que conquistará tu corazón (igual que lo ha hecho con el nuestro).

Ciudad del Cabo siempre es una buena idea.

Ciudad del Cabo siempre es una buena idea.

¿Preparado para lanzarte a la aventura de la Garden Route?

Tras estos consejos, estás listo para preparar tu próximo viaje a África. La Ruta de los Jardines no es tan icónica como el Kruger o el Serengueti, pero es una opción más económica e ideal para familiar que quieren contactar con la naturaleza tras pasar unos días en Ciudad del Cabo. Escríbenos y te ayudaremos con toda la fase de planificación.