por Ricardo Dominguez en 27 noviembre, 2018
5 min read

Freddie Mercury y Queen vuelven a estar de moda (¿alguna vez dejaron de estarlo?). Bohemian Rhapsody, la película biográfica sobre el cantante y su famosa banda, triunfa en las taquillas de todo el mundo e incluso podría ser candidata a varios premios Oscar. Pero lo que pocos saben es que el vocalista británico dio sus primeros pasos muy lejos de la Inglaterra que le vio triunfar. Más concretamente, Mercury nació en Stone Town, la ciudad más importante de la paradisiaca isla tanzana de Zanzíbar.

Ha nacido una estrella

Farrokh Bulsara (nombre de nacimiento de Freddie Mercury) llegó al mundo un 5 de septiembre de 1946. De origen indio, el trabajo de su padre hizo que el cantante naciera en Stone Town, Zanzíbar. La familia vivió en esta isla ─la cual, por entonces, se encontraba bajo protectorado británico─ hasta que se trasladaron de vuelta a la India cuando Mercury contaba con siete años.

Fue en el país asiático ─en una población cercana a Bombay─ donde el joven descubrió su pasión y talento para la música, formando su primera banda y haciendo actuaciones en distintas fiestas y eventos escolares. En 1963, con 17 años, el futuro líder de Queen volvió a Zanzíbar, pero la inestabilidad política del país ─que daría lugar al nacimiento del estado de Tanzania─ le obligaron a trasladarse a Inglaterra solo unos meses después. Mercury nunca regresaría al lugar que le vio nacer.

El resto es historia… aunque a Zanzíbar todavía le cueste reconocerlo. A pesar de haber sido el lugar de nacimiento de una de las mayores estrellas de música de la historia, la isla no presume de ello tanto como se podría pensar. La razón es clara: en Tanzania, la homosexualidad es considerada delito según el Código Penal local, con sanciones que van desde los 30 años de prisión a la cadena perpetua.

La casa en Stone Town que vio crecer a Freddie Mercury.

La casa en Stone Town que vio crecer a Freddie Mercury.

Stone Town, la ciudad de piedra

Más allá de esta triste situación ─la cual, por desgracia, se repite en numerosos países africanos─ Zanzíbar y Stone Town son lugares que merecen ser explorados. Stone Town se traduce como “Ciudad de piedra” en español y en un primer paseo por sus calles es fácil comprender por qué. Su arquitectura es un reflejo de las diversas influencias de la isla, con una mezcla de elementos árabes, persas, indios y europeos que la hacen única en el mundo.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2000, la ciudad está formada por laberínticas calles, mercados llenos de color y edificios monumentales herencia de su antigua época colonial. Los que la visitan suelen hacerlo desde Tanzania o el Parque Nacional Kruger, en Sudáfrica, tras haber disfrutado de varios días de safaris y vida salvaje.

Panorámica de la iglesia cristiana de Stone Town.

Panorámica de la iglesia cristiana de Stone Town.

¿Qué hacer en Stone Town?

  • Perderse entre sus calles

Aunque te recomendamos que tengas un mapa a mano, Stone Town es una ciudad que invita a dejarse llevar. Contágiate de su ritmo pausado y explora sus calles de piedra sin ningún tipo de prisa. Contempla los distintos edificios y monumentos de la ciudad, fotografía sus icónicas puertas de madera tallada y visita el antiguo mercado de esclavos de Zanzíbar, el cual fue uno de los más concurridos de esta zona de África décadas atrás.

Calles laberínticas de piedras, gente y colores.

  • Perderse entre sus mercados

Los olores y los sonidos de un mercado son capaces de definir a una ciudad. En el caso de Stone Town, esta premisa se cumple. El mercado de Darajani regala una amalgama de especias, carnes y verduras. Si eres de los que, además de ver, quiere probar, tu lugar será el mercado nocturno de Forodhani. Locales y viajeros se juntan aquí al caer el sol para disfrutar de la comida local que ofrecen los distintos puestos callejeros.

Aunque destacan las frutas exóticas, en los mercados de Stone Town encontrarás de todo.

Aunque destacan las frutas exóticas, en los mercados de Stone Town encontrarás de todo.

  • Perderse en la isla de Zanzíbar

Stone Town es el punto ideal para comenzar a descubrir Zanzíbar. Tras haber explorado la “Ciudad de piedra”, podrás comenzar con tu aventura en el resto de la isla, disfrutando de bellas playas, una naturaleza única y una gran variedad de actividades deportivas, acuáticas y de relax. Además, su suave clima hace que sea un destino ideal durante los 365 días del año.

Difícil resistirse a explorar las cristalinas playas de Zanzíbar.

Difícil resistirse a explorar las cristalinas playas de Zanzíbar.

Explorando la Stone Town de Freddie Mercury

A pesar de los rechazos desde ciertas partes del gobierno, es posible descubrir lugares que fueron importantes para el joven Mercury. Tanto Stone Town como Zanzíbar y Tanzania son totalmente seguras para viajeros LGTBIQ, siendo un destino idílico para lunas de miel y escapadas románticas

Diversas empresas ofrecen tours con el vocalista de Queen como protagonista absoluto, visitando lugares icónicos como la casa donde vivía su familia ─en la actualidad, una tienda y galería de arte─ y el templo al que asistía el joven Mercury cada semana. Además, también encontrarás diversos restaurantes y museos homenajeando al cantanteContacta con nosotros y te ayudaremos a preparar tu viaje a la cuna de Freddie Mercury.