por Carmen Carvajal Sarabia en 6 julio, 2018
8 min read

A menudo, viajar a un nuevo destino en invierno suele provocar ciertos miedos o preocupaciones¿hará buen tiempo?, ¿podré aprovechar mi visita?— que terminan por hacernos renunciar a nuestros planes de viaje y nos impiden disfrutar de una experiencia enriquecedora. Un miedo que, en el caso de viajar a destinos como Sudáfrica en invierno, carece de fundamento.

En Sudáfrica el invierno coincide con el verano en el hemisferio norte, es decir la temporada más fría se da entre los meses de mayo a septiembre. Sin embargo, incluso durante estos meses del año las temperaturas no llegan a descender drásticamente, como sí sucede en otras partes del mundo.

Por eso hoy te traemos seis perfectos planes que poder llevar a cabo en invierno en tierras sudafricanas.

Los pingüinos de Ciudad del Cabo

Sudáfrica en invierno permite realizar un sinfín de actividades

1. Cultura en Ciudad del Cabo

Ciudad del Cabo es probablemente la ciudad más internacional del país. Sus playas, montañas y hermoso centro turístico atraen cada año a miles de visitantes que buscan experimentar por ellos mismos su vibrante ambiente cosmopolita. Un ambiente creado gracias a la mezcla de culturas que vio nacer a la ciudad y que, a día de hoy, todavía puede sentirse en cada uno de sus barrios.

Puede que sea precisamente por esta mezcla de culturas por lo que la «ciudad madre» es considerada también la capital cultural de país. La ciudad posee numerosos museos de renombre, como el museo de arte moderno Zeitz MOCAA o el District 6 Museum, dedicado a la historia de la ciudad y el Apartheid.

Una actividad perfecta para esos días en los que el cielo se tiñe de gris y escalar hasta la cima de Lion’s Head no parece la mejor idea del mundo. Porque descubrir otras culturas, otras historias diferentes a la nuestra, es precisamente lo que hace de viajar algo tan especial. De nada sirve explorar el mundo si no es para aprender algo nuevo y ayudarnos a ver la realidad con otros ojos.

Una de las exposi

Una de las exposiciones del Zeitz MOCAA. Crédito de foto: Garance Chassaing

Planes que hacer en Sudáfrica en invierno: los museos de Ciudad del Cabo

Foto: The Silo, Zeitz MOCAA

2. Un safari en el Parque Kruger

Si al pensar en visitar Sudáfrica en invierno se te quitan las ganas de explorar la sabana, estás muy equivocado. Precisamente son los meses fríos sudafricanos la mejor época para vivir un safari en el famoso Parque Nacional Kruger o en alguna de sus reservas naturales adyacentes.

Entre los meses de mayo a octubre esta región del país se encuentra en temporada de sequía y las condiciones climatológicas se vuelven perfectas para realizar un safari: el avistamiento de animales es mucho más fácil en este periodo, cuando la vegetación de la sabana no es tan frondosa y se puede contemplar el horizonte con mucha más claridad.

El Parque Nacional Kruger es el destino de safari por excelencia en Sudáfrica gracias a su gran variedad de especies y su vasta extensión —ocupa cerca de 20.000 kilómetros cuadrados—, pero no es el único. Existen otros destinos donde poder disfrutar de un safari con los «Cinco grandes» en un ambiente más íntimo, como las reservas de animales Sabi Sand, Karongwe o Timbavati.

Vehículo de safari de Silvan

En la Reserva de Animales Sabi Sand se pueden avistar a los «Cinco grandes» y otras especies animales

Una manada de leones en el Parque Nacional Kruger

Una manada de leones en el Parque Nacional Kruger

3. La Ruta de las ballenas

Sudáfrica es un país repleto de posibilidades, aunque no todas son igual de conocidas. Ciudad del Cabo y el Kruger son seguramente sus atractivos más famosos internacionalmente y por lo que la mayoría de turistas visitan el país, pero no son los únicos.

¿Sabías que, más allá de leones, elefantes y jirafas, también es posible contemplar ballenas en tu visita a Sudáfrica en invierno? La nación arcoíris acoge la conocida como «Ruta de las ballenas«, un bonito recorrido a lo largo de la costa sur del país en el que podrás avistas a las ballenas jorobadas y francas australes surcar el océano Altántico.

Un hermoso espectáculo de la naturaleza que puede contemplarse entre los meses de junio a noviembre desde ciudades costeras como Hermanus, un encantador pueblo ubicado a menos de dos horas de Ciudad del Cabo y desde cuya orilla se puede disfrutar del avistamiento de estos grandes cetáceos.

Un grupo de ballenas nadando en el agua

Sudáfrica en invierno es la mejor época del año para avistar ballenas

Puesta de sol en Hermanus, Sudáfrica.

Puesta de sol en Hermanus, Sudáfrica. Crédito de foto: The Thatch House

4. Surf en Jeffrey’s Bay

Algunas de las playas más bonitas del continente se pueden encontrar en Sudáfrica y sus costas ofrecen un destino idílico para surfistas los 365 días del año. Sin embargo, es entre los meses de abril y agosto cuando se dan las mejores olas para surfear.

Así, si en Ciudad del Cabo se pueden encontrar numerosos surfistas cada fin de semana frente a las coloridas casetas de Muizenberg, es en julio cuando se celebran diversas competiciones internacionales en Jeffrey’s Bay. Sus paradisíacas llevan años acogiendo el Corona Open J-Bay, uno de los eventos más importantes del mundo del surf y que cada año reúne a cientos de turistas que acuden a contemplar cómo los mejores surfistas del mundo surcan el océano Índico sobre su tabla de surf.

Jeffrey's Bay, Sudáfrica, es una de las mejores playas de África para hacer surf

Jeffrey’s Bay es una de las mejores playas de África para hacer surf

Una surfista se relaja en su tabla al atardecer

Crédito de foto: Jeremy Bishop

5. La comarca vinícola del Cabo

Los amantes del buen vino también encontrarán en Sudáfrica en invierno el destino vacacional perfecto: los viñedos del cabo albergan algunos de los mejores vinos de África.

Visitar las regiones de Stellenbosch, Constantia o Franschhoek supone sumergirse en un mundo de apacible belleza y total relajación. Con un clima calmado durante todo el año y un entorno natural idílico de frondosos árboles e infinitos viñedos enmarcados por las lejanas montañas, la comarca vinícola del cabo invita a relajarse y disfrutar.

Degusta deliciosos vinos, prueba la exquisita gastronomía local en sus restaurantes y pasea por las delicadas calles de sus encantadores pueblos. Durante tus días en esta hermosa región sentirás que el tiempo se detiene para dar paso a un clásico cuento de hadas donde el mundo es más puro, más sencillo.

Una deliciosa copa de vino tinto

La comarca vinícola del cabo alberga deliciosos vinos

Franschoek Wine Valley in South Africa

El valle de Franschhoek Crédito de foto: AndBeyond

6. La Ruta de los Jardines, el roadtrip definitivo de Sudáfrica

Si más allá de safaris y vinos también estás deseando alquilar un coche y recorrer Sudáfrica a tu aire, tener la libertad de explorar los increíbles paisajes de este país por tu cuenta sin horarios establecidos ni presiones, entonces tu viaje perfecto no es otro que la Ruta de los Jardines.

Esta famosa ruta, conocida como Garden Route en inglés, es el viaje en carretera más famoso del país y recorre su costa sur desde Hermanus hasta la ciudad portuaria de Port Elizabeth. Ya viajes a Sudáfrica en invierno o en verano, a lo largo de sus kilómetros de carretera podrás deleitarte con espectaculares paisajes, recorrerás acantilados que separan el frondoso verde de las montañas con el brillante azul del mar y podrás visitar pintorescos pueblos y reservas naturales.

La belleza de la laguna de Knysna conquistará a todo aquel que la visite y en el Parque Nacional de Tsitsikamma los amantes de la aventura podrán practicar puenting desde el puente más alto del mundo habilitado para este deporte, además de múltiples actividades deportivas. Paseos a caballo por la playa, senderismo por sus montañas o excursiones en kayak por las aguas del río. Hagas lo que hagas, una cosa está clara: es imposible aburrirse.

Si quieres conocer más acerca de esta divertida ruta no te pierdas este itinerario de cinco días que publicamos hace unas semanas en el blog.

Un joven practica tirolina en Tsitsikamma, en la Graden Route

Tirolinas en el Parque Nacional de Tsitsikamma, en laRuta de los Jardines

Una sinuosa carretera cruza un frondoso bosque en la Ruta de los Jardines

La Ruta de los Jardines alberga algunos de los destinos más bonitos de Sudáfrica

¿Te gustaría poder descubrir todos estos destinos por ti mismo? Entonces no lo dudes y ponte en contacto con nuestros consultores de viajes. Ellos te ayudarán a organizar tu viaje perfecto por Sudáfrica tanto si viajas en invierno como en verano.